Regresar

IPRAN® 20 mg
  • COMPOSICIÓN

  • Registro Invima

  • INDICACIONES

  • POSOLOGIA Y FORMA DE ADMINISTRACION

  • CONTRAINDICACIONES

  • PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS

  • INTERACCIONES

  • REACCIONES ADVERSAS

Cada comprimido recubierto contiene:

Escitalopram oxalato      12,775 mg   o   25,550 mg

(equivalente a 10 mg o 20 mg de Escitalopram)

Excipientes: lactosa monohidrato, croscarmelosa de sodio, celulosa microcristalina, povidona, talco, estearato de magnesio, almidón de maíz, hipromelosa, macrogol, dióxido de titanio, colorante D y C amarillo Nº 10 laca alumínica, colorante FD y C azul Nº 1 laca alumínica.

INVIMA 2015-M0004330-R1

  • Tratamiento del trastorno depresivo mayor y de mantención para evitar la recaída.
  • Tratamiento de los trastornos de pánico con o sin agorafobia.
  • Tratamiento de la ansiedad social.
  • Tratamiento de la ansiedad generalizada.
  • Tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

La dosis usual recomendada es:

Adultos

Trastorno depresivo mayor: 10 mg una vez al día, hasta un máximo de 20 mg al día.

Trastorno de pánico con o sin agorafobia: 5 mg una vez al día durante la primera semana, luego el médico podría aumentarla a 10 mg al día. Máximo de 20 mg al día.

Trastorno de ansiedad social: 10 mg una vez al día, luego el médico podría disminuir dosis a 5 mg al día o aumentarla hasta un máximo de 20 mg al día, dependiendo de la respuesta.

Trastorno de ansiedad generalizada: 10 mg una vez al día. Luego el médico podría aumentar la dosis hasta un máximo de 20 mg al día.

Trastorno obsesivo-compulsivo: 10 mg una vez al día. Luego el médico podría aumentar la dosis hasta un máximo de 20 mg al día.

Este medicamento se debe administrar por vía oral con la ayuda de un vaso de agua. Los comprimidos pueden ser tomados con o sin los alimentos. Tomar las dosis a intervalos regulares y cumplir estrictamente el tratamiento. Si se ha estado administrado escitalopram regularmente por algún tiempo, no dejarlo repentinamente, se debe reducir la dosis gradualmente.

  • Pacientes con antecedentes de hipersensibilidad al escitalopram o citalopram o a cualquiera de los componentes de la formulación.
  • Pacientes que se encuentran en tratamiento con inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO), la administración concomitante puede provocar reacciones adversas graves y potencialmente fatales. Se debe esperar al menos 14 días antes de iniciar el tratamiento con escitalopram después de interrumpir la terapia con el inhibidor de la MAO y viceversa.
  • Pacientes que están en tratamiento con pimozida.

  • Reacciones alérgicas al efectuar un tratamiento con escitalopram, citalopram o con cualquier otra sustancia (alimentos, colorantes, preservantes, etc.) u otros medicamentos.
  • Embarazo: No se sabe si este medicamento puede producir daño al feto, no se recomienda su uso durante el embarazo.
  • Lactancia: Este medicamento se excreta en la leche materna y puede ocasionar efectos indeseables al lactante, no se recomienda su uso en mujeres que están amamantando.
  • Uso pediátrico: No se recomienda el uso pediátrico de este medicamento, ya que no se ha establecido la eficacia y seguridad de uso en niños. El uso de antidepresivos en niños y adolescentes aumenta el riesgo de pensamientos y conductas suicidas.
  • Uso geriátrico: Los pacientes ancianos pueden ser más sensibles frente a los efectos de este medicamento, por lo que en este caso se recomienda disminuir la dosis.
  • No usar este medicamento si se ha usado un inhibidor de la monoamino oxidasa (IMAO) en los últimos 14 días. A su vez, no administrar un inhibidor de la MAO dentro de los 14 días posteriores a la administración de escitalopram.
  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas durante el tratamiento, el alcohol puede aumentar los mareos y somnolencia. Se debe tener precaución en los pacientes potencialmente suicidas, particularmente aquellos que abusan del alcohol.
  • El efecto antidepresivo puede necesitar 4 o más semanas de terapia para manifestarse.
  • La suspensión brusca de la terapia puede provocar síntomas de abstinencia, especialmente si se ha administrado este medicamento de manera regular por un largo período de tiempo.
  • No conducir vehículos, manejar maquinarias ni realizar cualquier actividad que requiera alerta mental hasta que saber cómo afecta este medicamento al paciente, puede provocarle mareos o somnolencia.
  • – No levantarse bruscamente al estar sentado o acostado, así se podrá prevenir posibles mareos, especialmente si se trata de un paciente de edad avanzada.
  • – Antecedentes o si se cursa alguna de las siguientes enfermedades: enfermedad hepática o renal, manía, daño neurológico, ataques convulsivos, enfermedad cardíaca, diabetes, si sufre trastornos emocionales o si se tienen pensamientos suicidas.

Se han descrito interacciones con los siguientes productos: Alcohol, inhibidores de la monoamino oxidasa (por ej., isocarboxazida, fenelzina, tranilcipromina, furazolidona, procarbazina, selegilina), linezolida; litio y triptófano; imipramina y desipramina; sumatriptán y tramadol; cimetidina y omeprazol; fluvoxamina y ticlopidina; Hierba de San Juan (Hypericum perforatum); ácido acetil salicílico y fármacos antiinflamatorios no esteroideos; warfarina, dipiridamol y fenprocumón; carbamazepina; ketoconazol; mefloquina; bupropión; neurolépticos; flecainida, propafenona y metoprolol; clomipramina y nortriptilina; risperidona, tioridazina y haloperidol.

Si se presenta alguna de las siguientes reacciones adversas mientras se está en tratamiento con este medicamento, se debe acudir a un médico:  Convulsiones, temblor, agitación, disminución del deseo o capacidad sexual; visión borrosa; confusión; fiebre; escalofríos; aumento de la frecuencia de micción o de la producción de orina; pérdida de la memoria; cambios menstruales; erupción cutánea o picazón; sensación de falta de aire; pulso o frecuencia cardíaca irregular; forma de hablar o actuar con excitación descontrolada.

El uso de este medicamento puede producir los siguientes efectos que normalmente no requieren atención médica, a menos que sean demasiado molestos o no desaparezcan durante el curso del tratamiento: Somnolencia; sequedad de la boca; náuseas; insomnio; dolor abdominal; ansiedad; cambios en la sensación del sabor; diarrea; estreñimiento; gases; dolor de cabeza intenso; aumento de la sudoración; aumento de los bostezos; pérdida del apetito; dolor en los músculos o articulaciones; temblores; mareos; aumento o disminución inusual de peso; vómitos; cansancio o debilidad inusuales.

Las siguientes reacciones adversas indican un posible síndrome de abstinencia y requieren atención médica si aparecen después de suspender el tratamiento: Ansiedad; mareos; nerviosismo; temblores.